Crónica de la ruta 10º Desafío de los Poceros, Marruecos 2022

10º Desafío de Los Poceros

Por fin logramos hacer el 10º Desafío tras aplazarlo dos años. Había muuuuchas ganas.

Desde el primer momento teníamos la sensación de que iba a ser la mejor ruta que habíamos organizado en Marruecos en los años que llevamos en esto (y van unas pocas ya) y a juzgar por las felicitaciones y los comentarios de los participantes, así ha sido, tanto en la organización, el recorrido, los hoteles y las diferentes alternativas diarias que teníamos.

Tras un duro año de preparativos e investigación (que luego me copian y eso que se ahorran)  planteamos una ruta diferente para el “10º Desafío” siempre con la máxima de conocer el país de una forma diferente, haciendo recorridos en 4×4 inéditos y lo más novedosos posibles para nuestros clientes, muchos de ellos con amplia experiencia en rutas por Marruecos y a los que sorprenderles hace que me pongan el listón muy alto. Reto conseguido. Por delante el reto de juntar desierto, atlas profundo y playa blanca. Un “dos en uno”, es decir la ruta de dos temporadas en una solo y en los 9 días. Complicado pero conseguido.

Nuestra filosofía es marcar la diferencia y lo conseguimos principalmente porque prácticamente a diario visitamos o pasamos por algún lugar de gran interés. Un año más nos hemos salido en este aspecto. Además el reto de este año, era hacer todo eso y encima llegar pronto a los hoteles, cenando prácticamente todos los días a las 20,30h, lo que nos permitía a algunos disfrutar de una velada pos-tertuliana muy agradable (esos mini-gin, los echaremos de menos).

Todo ello lo hacemos por recorridos nuevos y pistas desconocidas para muchos participantes gracias al gran trabajo de investigación que realizamos durante todo el año y con la seguridad de haber marcado todo el recorrido a primeros de Octubre.

De ahí nuestro lema: “no es la ruta, sino lo que sientes y vives en el recorrido de la misma”.

En cuanto a los participantes, matrícula de honor por su comportamiento ejemplar, siempre buen rollo y risas… muchas risas.

Atrás quedan esos 10 días en los que hemos tenido un poco de todo. Ahora toca asimilar lo vivido, recordarlo con las miles de fotos y comentarlo con familia y amigos.

Mi mente… puesta en el recorrido del 11º Desafío del 2MIL23, que prometo será muy especial ¡ahí lo dejo!

Dar las gracias a todos los participantes, jefes de grupo, Carlos y su furgoneta, que siempre estaba pendiente de nuestras maletas y a Tamara y Jose Angel, los “becarios” que cada vez lo son menos, estando siempre pendientes y a disposición de todos. Y muy muy en especial a esa persona en la sombra, Paula, a la que muchos conocéis y os aseguro que este año sin ella,,, no hubiéramos tenido ni polares, ni otras muchas cosas más. Gracias amor. Y como siempre digo… yo iba de vacaciones, jajajaja.

Scroll al inicio
Ir arriba